Photo by Eric Ward

Enfermedades de la civilización moderna

El sol y su luz

El paciente empoderado y el desajuste evolutivo


A raíz de los cambios producidos tras la migración del campo hacia las grandes ciudades durante la Revolución Industrial y posteriormente como consecuencia de los cambios tecnológicos y de estilo de vida producidos en las sociedades occidentales modernas durante el último siglo, nuestra relación con el sol ha cambiado drásticamente.

El sol es fundamental para que haya vida en la Tierra debido a las características de la interacción que mantenemos con él todos los seres vivos.

Si cambiamos la relación que mantenemos con el sol, nuestra vida se verá inevitablemente afectada de alguna manera.

En este capítulo dedicado al astro rey, trato de describir los principales cambios producidos en la interacción de nuestra especie con el sol. El objetivo es comprender que esta nueva relación es diferente a la que mantenían nuestros antepasados.

Pero más importante todavía, es entender cuáles son las principales consecuencias para nuestra fisiología de esta nueva interacción, es decir, cómo puede afectar a nuestra salud.

Estos cambios forman parte de un importante desajuste evolutivo que se está produciendo en las sociedades occidentales modernas. A mi juicio, los cambios producidos en esta interacción con el sol (tanto de forma directa como indirecta), son uno de los mayores desajustes evolutivos y factores para desarrollar enfermedades de la civilización moderna en el mundo occidental. Si en el tema anterior se exponía el concepto de “interacción indirecta” con la luz exponiendo algún ejemplo, este se centrará más en los “directos”.

Como opinión personal, igualo las consecuencias de una mala relación con el sol, a las consecuencias en la salud de seguir una dieta basura moderna.

Posiblemente sea uno de los cambios más grandes producidos durante la historia de la humanidad.

Este segundo capítulo, se verá complementado con los dos siguientes. Por un lado el dedicado a la luz azul y por otro, el capítulo centrado en la luz roja. Ambos con una importancia tal en nuestra fisiología, que merecen un tema dedicado exclusivamente a cada una de ellas.

Tres capítulos dedicados a la luz y muy estrechamente conectados entre sí, que se verán complementados a su vez con un cuarto que hablará de los ritmos biológicos y se centrará en los ritmos circadianos.

Un ambiente nuevo y reciente

 2.1.- Introducción al sol 3:26
 2.2.- Evolucionando con la luz 2:26
Evolucionando con la luz

 2.3.- Nuestra anatomía y la luz 1:30
 2.4.- Los ojos 1:57
 2.5.- El reloj biológico central 2:03
 2.6.- La piel 1:34
 2.7.- La glándula pineal 2:13
La luz no sólo la vemos

 2.8.- La luz no sólo la vemos 3:04
 2.9.- Con el sol producimos vitamina D 4:27
 2.10.- Con el sol producimos serotonina 3:00
 2.11.- Después viene la melatonina 2:08
 2.12.- El sol inhibe la melatonina 2:02
La luz regula nuestros ritmos biológicos

 2.13.- El sol y nuestro reloj biológico 4:01
 2.14.- El sol como Zeitgeber 4:54