Photo by Manuel Almagro Rivas

Las sartenes y el PFOA, algo que si puedes deberías evitar.

PFOA (C8)

Aunque no se haya podido demostrar la relación entre PFOA utilizado en productos domésticos y diversas enfermedades, si que se ha relacionado la exposición prolongada a este tóxico con problemas de salud.

PFOA (Ácido perfluorooctanoico)

También llamado C8, se trata de un ácido sintético que forma parte entre otros materiales del teflón, un material utilizado en muchos utensilios de cocina como sartenes y ollas debido a su característica antiadherente.

El problema con el PFOA es que cuando lo utilizamos en utensilios de cocina como sartenes, poco a poco se va liberando hacia los alimentos y a través de ellos pasa a nuestro cuerpo.

También se encuentra en ropa fabricada con Gore-Tex, lo que hace que podamos estar expuestos al C8 durante largo tiempo o que algunas personas tengan un gran contacto con el ácido perfluorooctanoico.

Según la American Cancer Society, para el teflón por sí solo no hay evidencias de toxicidad, pero podría haber indicios con el PFOA. Según indican el PFOA produce en la células ciertos cambios similares a los que ocurren en el cáncer (1).

Se han encontrado niveles de PFOA en sangre más del 90% de los estadounidenses (2).

PFOA y salud

PFOA y sartenes viejas Las sartenes gastadas o rayadas pueden desprender PFOA hacia los alimentos que después ingerimos. Image by John Salzarulo

Buscando relación entre PFOA y sus consecuencias en la salud, he encontrado textos de todo tipo.

Aunque el PFOA está en nuestras vidas cotidianas, por ejemplo en ropa o en sartenes y se haya reportado toxicidad, se ha reportado que no se puede hablar de epidemia (3).

Por un lado se reportó que no se encontró relación entre PFOA y daño hepático (4). Según la División Medioambiental de la Universidad de Minnesota, tampoco se encontró relación con enfermedades hepáticas, pero sí posible relación con diabetes, accidentes cerebrovasculares o cáncer de próstata (5).

Un estudio en la población de Dinamarca, tampoco encontró relación entre la concentración de PFOA en sangre y distintos tipos de cáncer (6).

En ratones, sí que se observó que el sistema inmunitario y el hígado eran más sensibles a los efectos del PFOA (7).

Uno de los problemas que sí que he encontrado con el PFOA, y de los que se hacen eco varias fuentes es que el PFOA puede ser perjudicial en altas exposiciones, por ejemplo en trabajadores de fábricas que lo utilicen o para aquellas personas que viven cerca de alguna de estas fábricas.

Por ejemplo un estudio realizado en una planta de fabricación de PFOA realizado con trabajadores durante 30 años, sí que llegó a la conclusión de que el ácido perfluorooctanoico podría alterar el funcionamiento metabólico normal en las personas evaluadas (8).

Se reportó una correlación entre PFOA y ácido úrico pero también era en personas que tenían una importante exposición al ácido perfluorooctanoico (9).

Otro estudio realizado en 2011 a los habitantes de una localidad que denunciaban que una fábrica había contaminado el río durante años, sí que se reportaron resultados que podrían relacionar el PFOA con varias enfermedades como el cáncer de riñón, de testículos, colitis ulcerosa, problemas en tiroides, colesterol alto o hipertensión inducida por el embarazo (10)(11).

Pero en los casos de incidencia en humanos, la exposición ha sido por lo general alta y durante un periodo prolongado.

Cómo evitar el PFOA

PFOA Free
Libre de PFOA

La mejor manera de evitar el PFOA es evitar utilizar productos que lo contengan. Por ejemplo algunas marcas fabrican sartenes libres de PFOA, son algo más caras que las de teflón, pero no desprenden este tóxico en los alimentos que estamos cocinando.

Por lo tanto, para evitar el PFOA lo mejor es sustituir las sartenes de teflón (y otros utensilios de cocina) por sartenes de titanio o piedra. Algunas de estas sartenes son de “alto standing” y el precio se puede disparar, especialmente en algunas de piedra, pero garantizan que están libres de tóxicos.

Si cambiar la sartén no es posible, intenta cuidar los rayados y que no esté muy vieja, que es cuando más PFOA libera. Si es el caso, cámbiala.

En definitiva

Según los estudios y la documentación que he encontrado, no se ha podido confirmar que el PFOA a corto plazo esté relacionado con problemas de salud.

Aunque sí que hay posible relación con la salud en aquellos casos de exposición prolongada a este ácido.

Esto no significa que no debamos actuar. Para aquellos que tenemos alguna enfermedad crónica, pienso que nuestro cuerpo ya ha dicho basta, con lo que es necesario hacer algo. Yo me compré una sartén de titanio y la verdad es que estoy muy contento aunque era algo cara para mi bolsillo. Ahora me quiero comprar una plancha de la misma marca.

De todas maneras, creo más conveniente dar prioridad en reducir otros tóxicos como podría ser el BPA (Bisfenol A) de los plásticos ya que se ha encontrado una relación más evidente entre ellos y muchos problemas de salud. Lo que no quiere decir que dejemos el PFOA abandonado.

Cuanto más nos protejamos de los tóxicos, mucho mejor.

Más artículos sobre carga tóxica.

CARGA-TOXICA
carga-toxica

Si te ha gustado el post, por favor, ayúdame haciendo click en “me gusta”.  No te cuesta nada y para quien escribe, significa mucho.


               
Por Paleolíticofeliz.

 

Dialogo y Discusión