Photo by Annie Spratt

La hormona de nuestra salud.

¿Conoces la importancia de la melatonina? Parte 2

La melatonina se segrega por la noche, cuando no hay luz. Nuestra forma de vida influye en cómo segregamos esta hormona, algo que repercute en nuestra salud. Descubre en esta segunda parte por qué la melatonina es la hormona reina para cuidar de ti.

Melatonina: La hormona de la salud

Cuando estamos frente a una enfermedad a la que podríamos atribuir la forma de vida como posible factor de causa, debemos prestar especial atención a una hormona muy especial: la melatonina.

Esta serie sobre la melatonina se divide en 2 artículos:

Estás en la segunda parte.

Melatonina y la barrera hematoencefálica

La melatonina es una molécula que cruza la barrera hematoencefálica (barrera sangre-cerebro), es decir pasa del Sistema Nervioso Central hacia el torrente sanguíneo iniciando así un viaje a través de todo nuestro organismo.

De hecho la melatonina no sólo atraviesa fácilmente la barrera hematoencefálica sino que se acumula en el cerebro en niveles mayores que los existentes en sangre exhibiendo fuertes efectos neuroprotectores (1).

Además, si se administra de forma exógena, al atravesar la barrera hematoencefálica, podría ser un buen aliado para prevenir algunas enfermedades neurodegenerativas como por ejemplo el alzheimer (2).

La melatonina atraviesa fácilmente la membrana celular y llega al núcleo

La melatonina atraviesa la membrana celular Membrana celular  Picture by William Crochot

La melatonina es una hormona capaz de atravesar la membrana de nuestras células (3), lo que la hace efectiva para actuar en el interior de las mismas.

La melatonina no sólo entra dentro de la célula atravesando su membrana, sino que actúa dentro del núcleo celular (4).

La melatonina protege tu ADN

Al entrar en el núcleo celular protege a tu ADN (5) evitando daños en tus genes protegiéndote del estrés oxidativo (6).

Además, se sabe que ayuda a su reparación (7) previniendo enfermedades como el cáncer (8).

Se sabe también que la melatonina induce los niveles de ARN mensajero (mRNA) de varias enzimas antioxidantes (9).

Melatonina como potente antioxidante

La melatonina es un antioxidante natural (10)(11). Se ha descrito que la melatonina puede ser efectiva en la prevención de numerosos tipos de desórdenes neurodegenerativos provocados por los radicales libres (12)(13).

Se han observado importantes acciones antioxidantes de la melatonina tanto in vitro como in vivo (14).

La melatonina actúa como protector de los astrocitos (15), protegiendo del estrés oxidativo a estas células de la neuroglía (16), algo vital si padeces esclerosis múltiple u otra enfermedad en la que está afectada la barrera hematoencefálica.

Al atravesar la membrana de las células, es capaz de llegar a prácticamente cualquier rincón de nuestro cuerpo.

No sólo es antioxidante actuando directamente sobre las especies reactivas del oxígeno (ROS) (17) y las especies reactivas del nitrógeno (RNS) (18), sino que aumenta la eficiencia de otros antioxidantes (19).

Estudios sugieren que la melatonina es más eficiente que la vitamina C contra los radicales libres (20).

Enfermedades relacionadas con la edad

Es imposible mencionar las cualidades antioxidantes de la melatonina sin hacer referencia al envejecimiento. Se sabe que los niveles de melatonina están bajos en enfermedades que tienen que ver con la edad, por lo que se utiliza la melatonina como marcador de muchas de estas enfermedades (21).

Con la edad se pierde la capacidad de biosíntesis de melatonina. En personas mayores que han sido tratadas quirúrgicamente por isquemia-reperfusión miocárdica, se sugiere que terapia con melatonina puede atenuar la lesión (22).

Melatonina y sistema cardiovascular

Se sugiere que la melatonina podría reducir la presión arterial reduciendo las probabilidades de sufrir enfermedad coronaria. Entre otras formas reduciendo la formación de LDL un 38% (23).

Melatonina como inmunoregulador

Además, la melatonina regula tu Sistema Inmunitario (24)(25).

Algunos estudios han mostrado que la melatonina podría inhibir la interleucina IL-17 (26). Se trata de una citocina que es segregada por los linfocitos Th17, presentes en muchísimas enfermedades autoinmunes (27) como asma, esclerosis múltiple (28), psoriasis (29), artritis reumatoide (30).

Melatonina y esclerosis múltiple

Se han encontrado efectos beneficiosos para combatir esta enfermedad desmielinizante en ratones con EAE (esclerosis múltiple inducida en animales) (31)(32).

También se han descrito casos positivos en humanos al administrar melatonina exógena como tratamiento (33).

Se sabe, que los factores ambientales afectan a las recidivas de la esclerosis múltiple. Se ha encontrado que los niveles de melatonina correlacionan negativamente con las recidivas de esta enfermedad del Sistema Nervioso Central en humanos (34).

No respetar los ritmos circadianos afecta a la biosíntesis de melatonina.

El haber más luz en verano y menos en invierno puede ser un factor importante para que se den más brotes de EM en periodo estival (35) ya que la luz inhibe la producción de melatonina (36).

Se ha observado que la melatonina reduce la respuesta inflamatoria de linfocitos Th periféricos en pacientes de EMRR con lo que se sugiere que podría ser un tratamiento eficaz para la esclerosis múltiple (37).

Melatonina y cáncer

La melatonina podría ser efectiva para prevenir el cáncer de mama (38) o el cáncer colorrectal (39).

Un estudio detectó niveles nocturnos más bajos de lo normal de esta hormona en mujeres con cáncer de mama comparados con el grupo de control (40).

La mayor incidencia de cáncer de mama y cáncer colorrectal observada en enfermeras y otros trabajadores nocturnos sugiere un posible vínculo entre la disminución de la secreción de melatonina y el aumento de la exposición a la luz durante la noche (41).

Se ha descubierto que esta hormona segregada por la glándula pineal induce a la apoptosis (muerte de la célula) en neuroblastomas (42).

Se sugiere que la melatonina podría inhibir la angiogénesis, condición necesaria para que se produzca la metástasis (43).

La melatonina podría actuar como componente sinérgico para pacientes de cáncer tratados con berberina, según algunos estudios (44).

Una vez más, parece que dormir bien y respetar los ciclos circadianos, en este caso a lo referente a la secreción de melatonina podría ser un factor importante para prevenir y combatir enfermedades.

Melatonina para el tinnitus o acúfenos

Existen estudios que sugieren que la melatonina podría ser beneficiosa para personas que sufren de tinnitus. De hecho, los acúfenos pueden agravarse en periodos de estrés y el entorno del paciente. Es decir, que la forma de vida incide en su gravedad.

Hay indicios de que podría disminuir la intensidad en pacientes con tinnitus crónico (45).

También se ha descubierto, que podría mejorar el sueño en pacientes con esta dolencia cuando es idiopática (46), incluso se sugiere que debería utilizarse en el tratamiento de los acúfenos (47).

Melatonina y diabetes

Aunque sean necesarios más estudios, una disminución de la secreción de melatonina podría aumentar la resistencia a la insulina (48).

Tanto la insulina como la melatonina siguen un ritmo circadiano. Se ha encontrado relación entre la diabetes y la melatonina en el sentido de que esta hormona podría aumentar la secreción de insulina.

Ambas hormonas están estrechamente relacionadas (49) y este vínculo podría ayudar a que se desencadene una diabetes o incluso empeorarla (50)(51).

Es importante que los diabéticos o personas con resistencia a la insulina se dejen asesorar por un profesional antes de tomar melatonina.

Melatonina y alzheimer

Estudios revelan una correlación entre melatonina y alzheimer y sugieren que una administración de esta hormona puede ser una terapia interesante para prevenir o retrasar la enfermedad en estados iniciales (52).

Se ha observado una mayor eficacia de esta hormona comparada con la vitamina C para prevenir el estrés oxidativo, algo muy relacionado con enfermedades neurodegenerativas especialmente la enfermedad de alzheimer (53).

Trabajar los ritmos circadianos puede ser bueno para retrasar la evolución de la enfermedad en los enfermos de alzheimer (54) y la melatonina ayuda a regular estos ritmos.

De hecho, se ha sugerido que la melatonina puede ser un biomarcador temprano de esta enfermedad (55).

Enfermedades neurológicas y mentales en general

Se han encontrado numerosos beneficios en estudios in-vitro de la melatonina con diferentes enfermedades como alzheimer, parkinson, esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica (ELA), epilepsia, enfermedad de Huntington, autismo, déficit de atención, etc. (56)

La melatonina se ha encontrado que puede ayudar en ciertos tipos de depresión (57), así como ser útil para prevenir enfermedades neurodegenerativas (58).

Se ha observado que individuos con depresión o trastorno de pánico tenían los valores de melatonina por debajo de lo normal (59)(60).

Regulador de los ciclos circadianos

La melatonina es sin lugar a dudas un regulador natural de ciclos circadianos. Su capacidad para resincronizar nuestro reloj biológico, la hace eficaz para ayudarnos a restablecer las descompensaciones horarias y trabajar tanto en prevención como en terapia de cualquier enfermedad relacionada con la disrupción de estos ciclos circadianos (61).

Puede ser por tanto una importante aliada para personas que viajan a grandes distancias ya que ayuda a minimizar los efectos del jet-lag (62) o que trabajen por turnos (63).

Melatonina contra el insomnio

Como ya se ha comentado más arriba, es un regulador de los ritmos circadianos. La administración de melatonina exógena podría ayudar a personas que tienen dificultades para su biosíntesis y que padecen insomnio u otros problemas para dormir (64).

La melatonina ayuda a que durmamos de un tirón.

De todas maneras, las directrices europeas no encuentran grandes evidencias en la administración de melatonina exógena, desaconsejando utilizarla para combatir el insomnio, aunque la consideran segura tras estudiar sus efectos secundarios (65).

Personalmente pienso que se debería reducir la luz azul a partir de ciertas horas con tal de huir de la luz artificial y secretar melatonina de forma natural para que nos induzca al sueño.

Suplementar con melatonina

Es posible adquirir suplementos de melatonina, el mercado está plagado de ellos. De todas maneras, como se ha comentado más arriba, la melatonina modifica los ritmos circadianos controlados en el núcleo supraquiasmático (NSQ). La melatonina endógena (la que segregamos nosotros) lo hace de forma natural, cuando toca, lo que entra en armonía con el resto de procesos fisiológicos.

Si se toma en forma de suplemento, es fundamental estar asesorado por un médico ya que no sólo es importante la cantidad de la dosis, sino que en el caso de esta hormona es muy importante el “cuando” se toma, ya que tiene como resultado un desencadenante de modificación de muchos otros procesos fisiológicos, algo que puede no ser recomendable.

Dicho esto, administrada correctamente puede resultar útil para mitigar el jet lag o en personas con dificultades para conciliar el sueño, aunque faltarían por hacer algunos estudios (66).

Como se ha comentado más arriba, si tienes diabetes o resistencia a la insulina es muy importante que hables con tu médico antes de tomar melatonina por tu cuenta.

En definitiva

  • Niveles correctos de melatonina son vitales para nuestra salud
  • Es una hormona aliada para la lucha y prevención de múltiples enfermedades
  • Debemos recuperar la biosíntesis correcta en nuestra sociedad moderna

¡Duerme bien, a la hora correcta y fabrica tu propia melatonina como un cavernícola!

Más artículos sobre dormir.

DORMIR
dormir cronobiologia

Si te ha gustado el post, por favor, ayúdame haciendo click en “me gusta”.  No te cuesta nada y para quien escribe, significa mucho.


               
Por Paleolíticofeliz.

 

Dialogo y Discusión